Esta fue la complicado decision que tomo esta chica que iba en convoy a Auschwitz amore

Esta fue la complicado decision que tomo esta chica que iba en convoy a Auschwitz amore

En un vagon camino al exterminio, Klara Prowisor desplazandolo hacia el pelo su estirpe se enfrentaron a un dilema. El anualidad pasado, con 92 anos, un documental relato su impresionante biografia

Klara Prowisor en un fotograma del documental ‘I Have a Message To You’.

Si bien bien han anterior casi 80 anos, la II conflicto Mundial sigue siendo un inmenso oceano de fabricados atroces que despide historias humanas increibles sobre apego, precio y supervivencia a la arena de el actual igual que restos inmortales del drama. Siluetas, nombres asi­ como gente que perduran en este nuevo milenio como testigos firmes sobre la barbarie para memorizar al consejos lavalife ambiente hacia en donde, escaso ningun pretexto, se puede continuar.

La de ellas goza de 92 anos, inspeccion penetrante color zafiro asi­ como las cicatrices propias sobre la antiguedad acentuadas en el rostro. a simple mirada, despide un resplandor sobre oposicion asi­ como virtud que solo la pericia terrible del Holocausto ha podido forjar. El pelo, negro igual que el ebano, echado para antes en lo que da la impresion una coleta. Los labios pintados desplazandolo hacia el pelo las manos temblorosas marcan la vetusta modo de ser de quien ha conocido aguantar a todos los envites de el lapso y no ha transpirado las heridas de la vida. Se llama Klara Prowisor y tuvo la mala riqueza de ser judia en la temporada terrible.

Igual que si de la aparicion se tratara, la mujer le toco el hombro desplazandolo hacia el pelo le dijo “?Clairette? Te he estado buscando a lo largo de anos de vida”

El 4 de abril sobre 1943 su destino se trunco. Klara Prowisor tomo la valiente decision de continuar con vida pese a cualquier. En un tren unido a cientos de prisioneros, viajaba con su marido y no ha transpirado su pater enfermizo desde la seccii?n belga ocupada por los nazis hasta el campo de concentracion sobre Auschwitz. Alla le esperaba la asesinato, una cosa que supo desde el primer segundo en que entro en el vagon. Su padre agonizaba, expirante, desplazandolo hacia el pelo le encomendo la laborioso faena de salir de alla asi­ como salvarse. Ella nunca quiso hacerle caso, aunque los dos sabian que tenia que saltar de aquel convoy para que su historia perdurara en la memoria sobre su hija. Por ello, y arriesgandose an acontecer tiroteada por los guardias de estas SS que custodiaban a los pasajeros, salto a tierra firme falto pensarselo 2 veces. Su marido, Philippe Szyper, se lanzo con la novia. Igual que si se tratara de un segundo origen, escaparon del horror nazi asi­ como consiguieron regresar Incluso un campo de refugiados belgas en el que vivieron Incluso que la situacion se normalizo y no ha transpirado termino la guerra.

Veinte anos de vida mas tarde, una noche silenciosa y tranquila en la localidad israeli de Tel-Aviv, Klara y Phillippe eran dos turistas mas que paseaban por la calle Dizengoff. Como si de la extrana aparicion se tratara, la femina toco el hombro de Prowisor. “?Clairette?”, pregunto. “Te he estado buscando durante 20 anos”. Klara no la reconocio, pero lo que le dijo despues nunca se le olvidara Jami?s “Si te conozco. Yo estaba alla cuando tu padre abrio los ojos en el vagon de el tren y dijo ‘Tengo un mensaje de ti'”.

En su ultimo estertor, su progenitor abrio los ojos y no ha transpirado le dijo a aquella senora “Escucha, En Caso De Que algun dia vuelves a ver a mi hija, dile que soy el papa mas feliz del universo asi­ como que me alegro que saltara”. Klara se quedo de pedrusco ante estas terminos. Todavia se emociona al recordarlo. “Asi es como me entere de que mi pater murio. Fallecio en el tren, De ningun modo conocio Auschwitz, debido a Dios. Ahora estaba muerto cuando llego”, explica. “Me quito un gigantesco peso de sobre. Es curioso como ciertos momentos de la vida se hacen tan importantes. De mi, fue un obsequio, un regalo de Dios, pero no creo en Dios; esa seri­a una diferente historia”, recalco Klara Prowisor.

Era ella. Seguia viviendo en el identico casa sobre Tel-Aviv. Su dolor se tejio con apego, perdida, responsabilidad y no ha transpirado redencion. Un epilogo extraordinario

La segunda pieza de esta biografia seri­a la del director de cinema de familia italiano sin embargo residente en Londres, Matan Rochlitz, autor sobre algunas peliculas asi­ como documentales igual que ‘Mozzarella Inc.’ o ‘The Runners’. La conexion dentro de el asi­ como Prowisor nace a partir de su abuela, quien le relato la heroica historia de Klara desplazandolo hacia el pelo su marido cuando fueron capturados por los nazis. “Cuando era adolescente, estaba excesivamente familiarizado con las historias de el Holocausto”, admite Rochlitz en un articulo de parecer publicado en el ‘New York Times’. “Mi abuelo habia sobrevivido a los horrores sobre los campos de concentracion, desplazandolo hacia el pelo sus historias formaban una gran novelistica compartida de la familia”.